VISADO RESIDENCIA TEMPORAL Y TRABAJO POR CUENTA AJENA

500,001.815,00

¿Qué es?

Es una autorización de residencia temporal y trabajo por cuenta ajena que solicita un empleador o empresario para la contratación de un trabajador que no se halle ni resida en España.

¿Quien la solicita?

El empleador o empresario español.

¿Dónde se solicita?

En la Oficina de Extranjería de la provincia donse se vayan a prestar los servicios.

¿Cuándo resolverán  mi solicitud?

3 meses contados a partir del día siguiente a la fecha en que haya tenido entrada en el registro de la Oficina de Extranjería.

¿Qué cuesta?

1815€

Incluye: Abogado, IVA

No incluye: tasas, traducciones, legalizaciones, recursos de ningún tipo (administrativo o judicial).

 

AUTORIZACIÓN INICIAL DE RESIDENCIA TEMPORAL Y TRABAJO POR CUENTA AJENA (VISADO)

¿Requisitos?

La autorización inicial de residencia temporal y trabajo por cuenta ajena podrá ser solicitada si se cumplen los siguientes requisitos:

  • No ser ciudadano de un Estado de la Unión Europea,  o familiar.
  • No encontrarse irregularmente en territorio español.
  • Carecer de antecedentes penales en España y en sus países anteriores de residencia por delitos existentes en el ordenamiento español.
  • No tener prohibida la entrada en España.
  • No encontrarse, en su caso, dentro del plazo de compromiso de no retorno a España.
  • Abonar las tasas.
  • Que la situación nacional de empleo permita la contratación.
  • Presentar un contrato firmado por el empleador y trabajador. 
  • Las condiciones fijadas en el contrato de trabajo deben ajustarse a las establecidas por la normativa vigente.
  • El empleador solicitante deberá estar inscrito en el régimen del sistema de Seguridad Social y encontrarse al corriente del cumplimiento de sus obligaciones tributarias y frente a la Seguridad Social.
  • El empleador deberá contar con medios económicos, materiales o personales suficientes para su proyecto empresarial y para hacer frente a las obligaciones asumidas en el contrato frente al trabajador.
  • Poseer la capacitación y, en su caso, la cualificación profesional legalmente exigida para el ejercicio de la profesión.

¿Qué documentación necesito?

Documentación referida al trabajador:

  • Formulario (EX–03) por duplicado, debidamente cumplimentado y firmado por la empresa que contrata.
  • Copia completa del pasaporte en vigor.
  • Copia de la documentación que acredite poseer la capacitación y, en su caso, la cualificación profesional legalmente exigida para el ejercicio de la profesión.

Documentación referida a la empresa, excepto servicio doméstico:

  • Documentación que identifique a la empresa que solicita la autorización:
    • Si se trata de un empresario individual: copia del NIF ó NIE.
    • Si se trata de una persona jurídica (S.A., S.L., Cooperativa, etc.):
      • CIF de la empresa y copia de la escritura de constitución debidamente inscrita en el Registro correspondiente.
      • Copia del documento público que acredite que el firmante de la solicitud de autorización ostenta la representación legal de la empresa.
      • Fotocopia del NIF o NIE administrador de la empresa.
  • Contrato de trabajo firmado.
  • Documentación acreditativa de concurrir algún supuesto de no consideración de la situación nacional de empleo.
  • Acreditación de que la empresa puede garantizar la solvencia necesaria, a través de: copia de la declaración del IRPF, o del IVA, o del Impuesto de Sociedades o del informe de la vida laboral de la empresa (VILE), referido a los últimos tres años. Asimismo, debe aportarse una memoria descriptiva de la ocupación a realizar.

Documentación del empleador si la actividad es servicio doméstico:

  • Copia del NIF ó NIE del empleador.
  • Contrato de trabajo firmado.
  • Documentación acreditativa de no tener en cuenta la situación nacional de empleo.
  • Copia de la última declaración del IRPF o certificación de los ingresos emitida por la Administración Tributaria u otra documentación que acredite solvencia suficiente para la contratación.

Finalmente, todo documento público extranjero deberá estar legalizado o apostillado y traducido. La traducción debe estar también apostillada salvo si el traductor está homologado por el Gobierno español.

Para información más detallada clica aquí. Si tienes una duda y quieres realizar una consulta clica aquí.